En mi humilde opinión, Historias de una anciana, Locura transitoria, Móviles y Tabletas, Mis paranoias, Reflexiones

Grupos de Whatsapp

 

maravillosos-grupos-whatsapp-ironiaon-L-6oxST3

Pocas personas de las que conozco no tienen algún grupo de Whatsapp. No voy a enumerar los temas ni la cantidad de personas que forman estos grupos; a veces forzados, a veces de uniones hipócritas…etc. No, sobre eso tendría que haber una enciclopedia voluminosa y no pretendo yo crearla.

Hoy me refiero al poco provecho que le dan algunas personas a determinados grupos que vendrían muy bien para aprender.

Si en tu grupo hay un cocinero y quiere explicar una receta, estupendo, si hay un contable y ayuda con la declaración de hacienda, estupendo. Lo malo es cuando alguien aporta algo al grupo y los demás ni siquiera hacen por comentar o agradecer esta enseñanza. Vamos lo de toda la vida se ha dicho de “echar perlas a los cerdos”

Prefieren algunos comentar hasta la saciedad cualquier pamplina sin importancia que fijarse en un artículo en el que se avise de un fraude, como por ejemplo este del cambio de colores: “Qué es el fraude del “WhatsApp de colores” y cómo evitar caer en la trampa”

Tener un grupo de antiguas alumnas de mi instituto es ‘guay’ al principio, luego ya el deseo de irme de él es lo que me ronda la cabeza cuando suena el aviso de nuevo mensaje. ¿Para qué me meteré yo en esto?

 

 

Reflexiones

Ransomware WannaCry: un interruptor, 10 Euros y Chema Alonso

Esto es importante saberlo.

Proteger mi PC

Este viernes tuvimos el Black Friday de las comunicaciones y seguridad en muchas empresas españolas -y mundiales- y no fue precisamente algo positivo. Horas extras para pagar a los equipos de contención y gente presa del pánico preguntando si puede seguir usando su móvil, tableta o correo.

Quizá este tipo de situaciones, que se vuelven tan mediáticas porque tocan a nuestro entorno masivamente, ayuden a ya no a concienciar (una palabra que ha quedado un tanto devaluada con el tiempo) sino a implicar al usuario medio en lo que es el “mundillo” de la seguridad. ¡Que es por vuestro bien hombre! El ransomware lleva atacando de forma masiva desde hace ya casi 5 años…

WannaCry, Telefónica y 98 países más

Mucho se ha estado hablando de la firma Telefónica -en la cual está implicado el conocido hacker español Chema Alonso, desde hace unos meses- y de como varios centenares de…

Ver la entrada original 947 palabras más

Historias de una anciana, Locura transitoria, Mis paranoias, Naturaleza, Reflexiones

Hoy cometeré un delito

Andan diciendo por ahí que si los caracoles deberían ser animales protegidos, que no se deberían de comer, etc.  También leo esto:   “Existe una prohibición generalizada en la legislación española de protección de la fauna silvestre para su captura y comercialización” 

Solamente se refiere a la protección de los caracoles porque, por lo visto, de otros animales no se habla nada:

Rey cazador

Yo no metería en una olla a ninguno de los que se muestran en la imagen de ahí arriba, porque la verdad es que para poner tiernos a semejantes bichos, necesitaría una olla exprés de última generación.

Estoy deseando probar esta temporada un vaso de Helix Aspersa con su caldo y sus especias y luego que no me vayan a vender en el vivero de plantas el producto exterminador de caracoles para jardín:

anti limacos

¡Ah! Y no se lo digas a nadie, vayan a venir las fuerzas de seguridad y me metan presa por comer animales protegidos.

images

 

 

 

Levante, Reflexiones

¿Viento de locos?

levantera-aviso-costero-kOlD--620x349@abc

Desde el miércoles sopla en Cádiz y provincia levante fuerte del que no teníamos noticias desde hace 12 años, en 2005.

Cuando el levante se pone “güasón” se detiene casi toda la vida cotidiana que se realice fuera de casa:  De lavar y tender ropa nada de nada, de arreglar plantas y flores, ni se intenta, los niños para ir al colegio llevan la mochila con más ganas que otras veces, eso si no se les ha caído el techo de algún aula o algo parecido. Los animales domésticos hacen sus necesidades con los ojos tan entornados que parecen dos puñaladas en un cartón.  Cuando se sale a la calle, porque hay cosas que son indispensables, se regresa masticando arena o con los pelos que parecen moldeados en la cima del Himalaya. Por las ventanas ¡cerradas! se cuela la tierra que trae el viento en grandes remolinos y hay que olvidarse de querer limpiarlas.

Dicen por aquí, que el levante es el viento de los locos. ¡No me extraña!  Las cabezas parecen que se tragan también esa arena fina y va puliendo las pocas neuronas que a algunos nos van quedando. De dormir plácidamente, olvídate, cuando no es un árbol es un contenedor con su estruendo que no te deja pegar ojo…

En fin, dicen que mañana sábado sobre las 9 de la mañana caerá la fuerza del viento. Espero estar todavía en mis cabales para verlo.

 

Familia, Recuerdos, Reflexiones, Ronda, Semana_Santa

La cuestión es sufrir.

20070217152636-viernes-santo-1967-560-COLLAGE

Hoy en España y sobre todo en el sur, es día de recogimiento y fervor católico. O al menos así era hace tiempo.

Últimamente desde que he pasado de los 60 años parece que estoy más “recordona”, más en plan contar batallitas antiguas. Lo que yo le criticaba a mi padre ahora lo hago yo…

Bueno a lo que iba; en estas fechas me viene a la mente los años en mi pueblo -Ronda- cuando yo salía a ver las procesiones y a cumplir con todos los preceptos que indicaba la religión al respecto.

A partir del jueves santo, la música de la radio, ya que no había otra cosa, no se oía en casa, no se podía levantar la voz, cantar o tararear melodía alguna, jugar en la calle o reír a carcajadas ni nada parecido.

Mi papá se ponía el traje negro de su boda, mi mamá su vestido más oscuro y nos ponían a mi hermano y a mí arreglados para ir a visitar los monumentos. Monumentos que no recuerdo bien que eran, pero algo así como altares dentro de las iglesias que había que visitar uno tras otro. Después de la cena salíamos de nuevo a ver la procesión de ‘Padre Jesús’ y tristes hasta el domingo de resurrección. Creo que yo veía “rasgarse el velo del templo” literalmente debido a mi imaginación exacerbada.

Una pena tan grande tenía yo, que parecía que ese hombre torturado y muerto era mi tío o cualquier familiar mío. Hasta lloraba viendo algunas representaciones de dichas torturas, con esas carnes llenas de heridas y la sangre chorreando por el cuerpo; o a su madre detrás llorando por lo que le hacían a su hijo…

¡Uf! ¡Cuánto sufrimiento para unos niños que no llegábamos a los 10 años de edad!

En fin, hoy ya no sufro nada por eso, ahora sufro por las personas torturadas y muertas debido al interés de unos oligarcas. Y esto es real.

 

 

Reflexiones

Internet de cascarilla.

images

Cuando era chica y jugaba en la calle, si es que al lugar donde estaba la casa de mis padres se le podía llamar “calle”;  bueno allí, no había una casa abandonada o una verja derruída en la que no intentara entrar de expedición.
Ahora existen lugares que no están precisamente abandonados sino más bien super poblados en los que ese impulso de colarme dentro es tan fuerte como entonces. Me estoy refiriendo al lado oscuro de Internet.
Hace poco decidí hacer unas “catas” sobre las posibilidades y los riesgos de colarme en semejante sitio.
La Internet profunda, la red oscura y algún que otro nombre disuasorio tiene ese morbo que me atrae como el espejo a la Alicia del cuento.
De momento hay  que descargar un navegador para entrar en la Deep Web,  luego saber muy bien por dónde se va metiendo una,  como si pisara un campo minado. Yo no quiero comprar estupefacientes, armas, pornografía o contratar un sicario, solamente dar un paseo en plan turístico.

Conforme fui sabiendo más sobre esto, peor cuerpo se me iba poniendo.

Alguien más sensato que yo me hizo el siguiente alegato: – si no vas a querer nada de eso que dices, ¿para qué puñetas entras en la deep web? –

Inmediatamente plegué las velas y puse rumbo a mi google chrome de toda la vida, con algo de miedito metido en el cuerpo. Como cuando de chica encontraba un bicho en la casa abandonada y salía dándome patadas en el culo de lo que corría, pues igual.
Se me han pasado las ganas de indagar por esos lugares tan profundos. Prefiero el Internet de cascarilla.

Ironía, Reflexiones

Carragenanos ricos y con fundamento.

76130338313171.jpg

Yo desde hace tiempo deje de escrutar hasta la saciedad todos las etiquetas que traen los productos que compro, ya que si lo hiciera, el día de ir al supermercado se convertiría en un día muy largo. Desde hace unos días nos vienen abrumando con el aceite de palma, que si es malo, que si es bueno, que si esto que si lo otro…

Esta mañana desayunando mi tostada con aceite acompañada de un buen café con leche evaporada Ideal, se me ocurre mirar la etiqueta de la composición de dicho lácteo.  ¿Para qué se me ocurrió?

leche-evaporada-dieta-dukan

Al llegar al final y leer el espesante “Carragenanos” me quedé algo sorprendida por el nombre que no había escuchado en mi vida, así que me fui a Google a ver qué puñetas era ese espesante. Encontré esto que puedes ver AQUÍ 

Cuando llegué al párrafo en que decía entre otras cosas: “…estudios en animales han observado enfermedades como colitis, úlcera; la producción de alergias, ralentización del crecimiento, puede disminuir la absorción de minerales esenciales y favorece la producción de tumores.”…  dejé la lectura y mi afán de información para seguir tomando el café con carragenanos que me supo a gloria.

 

Blogs, Reflexiones

Me noto yo didáctica…

profesora-con-pizarra_23-2147497853-1

Leo a veces blog, artículos, u otros escritos en los que me hiere la vista las faltas ortográficas de primero de colegio.

Hoy le ha tocado a la expresión ‘Echar de menos’

No tengo por costumbre copiar posts de otros, sin embargo me he permitido esta excepción al leer el blog  ¿Cómo se dice?  que espero no se moleste por ello y que recomiendo.

Ahí va su entrada:

‘Echar de menos’: ¿con o sin hache?

Hache o no hache. That´s the question.
Pues la respuesta es un rotundo NO.
Echar de menos se escribe sin hache porque el verbo echar se escribe sin hache. Y no, no hay excepciones, echar siempre se escribe sin hache.

¿Por qué surge entonces la duda? Pues porque, si bien echar (y, por consiguiente, eché, echó, echamos…) es siempre sin hache, la palabra (h)echo sí que se escribe con hache (hecho) cuando, en lugar de venir del verbo echar, viene del verbo hacer. Por tanto, cuando echo corresponde a la primera persona del singular del presente de indicativo del verbo echar (Ej: “Yo echo leña al fuego”) se escribe sin hache, pero, cuando corresponde al participio del verbo hacer (Ej: “¿Pero qué has hecho?) o a un sustantivo sinónimo de acontecimiento/realidad (Ej: “La pobreza es un hecho al que debemos hacer frente”) se escribe con hache.

Si te estás liando con tanto vocablo, no te preocupes. En caso de duda, simplemente pregúntate si el (h)echo que quieres utilizar viene de echar. “Echo de menos a mi novio” supone “Echar de menos” y por tanto se escribe sin hache, pero “He hecho la compra esta mañana” no supone “echar la compra” sino “hacer la compra” y, por consiguiente, se escribe con hache. Recuerda que el verbo echar echa la hache por la ventana.

EJERCICIOS

¿Con o sin hache?

-María ha (h)echo bien presentándose al examen.
-Suelo (h)echar de menos a mis amigos cuando me voy de viaje.
-El profesor de arte me preguntó cómo había (h)echo el dibujo del gato.
-A veces te (h)echo tanto de menos que no puedo soportarlo.
-El ministro (h)echó leña al fuego al sacar el tema de la crisis.

SOLUCIONES

-María ha hecho bien presentándose al examen.
-Suelo echar de menos a mis amigos cuando me voy de viaje.
-El profesor de arte me preguntó cómo había hecho el dibujo del gato.
-A veces te echo tanto de menos que no puedo soportarlo.
-El ministro echó leña al fuego al sacar el tema de la crisis.

Recordad que todo se soluciona sabiendo que echar (y, por tanto, toda palabra que provenga de echar) nunca se escribe con hache.

 

 

 

España, Noticias y reportajes, Pensamientos, Política, Reflexiones

Spain, para volverse loco.

banqueros-COLLAGE

Escuchar la radio, leer un periódico o ver las noticias en la televisión es como leer un acta judicial o un comunicado del juzgado de guardia. Casos y casos de corrupción un día sí y el otro también.

Según el periódico digital El Economista, el coste del agujero dejado por la corrupción en España pasa ya de los 7.500 millones de euros. Hemos vivido 175 tramas desde que comenzó la democracia, de las cuales PP y Psoe lideran el ranking de corruptos con 126 casos.

Banqueros, obispos, políticos, periodistas…Hay corruptos en todos los ámbitos de la sociedad. Parece ser que en esta España de charanga y pandereta, vírgenes, romerías y ferias, es algo que llevamos en los genes o algo parecido. Decir que en España hay corrupción conlleva la expresión: -¡Normal!-

Pienso que en cualquier país democrático del mundo, ya habrían puesto pie en pared los ciudadanos respecto a este tema. Después veo los resultados electorales, en los que los censos siguen poblados de difuntos, y los más corruptos son los que más votos sacan. Esto no se entiende de ninguna de las maneras.

Me recuerda aquello que se inventó Fraga en la época del dictador que anunciaba: “Spain is different!”spain-is-diferente--644x362

Creo que si no me he vuelto majareta ya, no me volveré nunca. ¿O sí?